Ventajas y servicios

RAPIDEZ
Los procedimientos administrativos y judiciales son excesivamente dilatados e impiden una solución oportuna a las discrepancias que surgen entre las partes contratantes. El proceso arbitral otorga rapidez en el procedimiento, asegurando a las partes soluciones adecuadas en el momento oportuno.

SEGURIDAD
Los laudos que se expiden dentro de un proceso arbitral tienen el valor equivalente al de una sentencia con la calidad de cosa juzgada, siendo de eficaz y obligatorio cumplimiento para las partes.  

ECONOMIA
Los costos del procedimiento son significativamente más reducidos, en tiempo, dinero y energía, sumado al hecho de que las partes conocen desde el inicio cual es el costo del procedimiento arbitral.  

CONFIDENCIALIDAD
Los procesos arbitrales son estrictamente reservados, y los árbitros actúan con total imparcialidad y absoluta discreción. Esto genera que las partes que someten su controversia al arbitraje, pueden seguir efectuando sus transacciones entre sí, dejando el problema litigioso para la resolución arbitral.  

LIBERTAD E INDEPENDENCIA
Los árbitros son elegidos libremente por las partes. El Centro cuenta además con un amplio Registro de especialistas de todas las áreas.

ESPECIALIDAD
El Centro tiene un especial énfasis en la solución de controversias provenientes de relaciones vinculadas a la construcción, actividad inmobiliaria y afines. Sin embargo, tiene capacidad para abocarse a la atención de cualquier otra área, toda vez que se ofrece a las partes la posibilidad de nombrar como árbitros a personas expertas en la materia litigiosa que someten a su decisión.